MIS PRIMEROS CUPCAKES: DE MANZANA Y NUECES 2


Antes de nada, desearos un muy feliz 2012. Espero que hayais entrado con buen pie en el nuevo año y que llegue cagado de energía positiva para todos. Bailen, rian, besen, amen disfruten… ¡Recuerden que quizás sea el último año de la tierra tal y como la conocemos! (dicen las interpretaciones, que no los mayas). Y si no lo es, nunca sobra la alegría.

Y qué mejor que empezar el año compartiendo buena mesa, buenos vinos, buena charla y ¿cómo no? buenos dulces con nuestros seres queridos. Además con la excusa de la Navidad, podemos obviar un poco eso de la sobrealimentación ¡ya nos redimiremos después! Así depaso amortiguamos un poco la cuesta de enero que  amenaza cada vez más dura.

Por apurada se me derritió el buttercream

Por apurada se me derritió el buttercream

Mi propuesta de hoy, quizás os parezca un poco…fuera de temporada, por así decirlo. Pero la del roscón de reyes ya os la pondré en verano, cuando no lo encontremos en pastelerías y necesitemos paliar el mono hasta las próximas navidades. Por el momento, os ofrezco una receta que os aseguró que hará las delicias de amigos y familiares esta noche. Yo la llevé como postre a una cena en Noviembre y desde entonces que me reclaman la receta. Por diversos motivos (no voy a aburriros de nuevo con mis problemas con Asus y con Vodafone, entre mudanzas y demás), no he podido subirla hasta hoy. Tomen, pues, note de la receta de estos Cupcakes de manzana y nueces con frosting de queso crema y/o dulce de leche. Aunque el bizcocho por si solo ya merece la pena, el frosting le da un toque especial. El de dulce de leche, en concreto, ha triunfado más.

INGREDIENTES:

  • 100 g de mantequilla en pomada (es decir, a temperatura ambiente)
  • 120 g de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 90 g de harina
  • 2 cucharaditas de café (c/c) de maizena
  • 1 c/c de levadura
  • Canela
  • 1 manzana en cubitos, dos si son pequeñas
  • Un puñado de nueces
Para el frosting:
  • 50 g de matequilla
  • 50 g de queso crema
  • 100 g de azúcar glass
  • Esencia de vainilla
No sé si apreciáis la jugosidad de su interior.

No sé si apreciáis la jugosidad de su interior.

PREPARACIÓN:

En primer lugar batimos la mantequilla con el azúcar, a mano (así o hice yo) o con la batidora de varillas (así lo haré, gracias Papá Noel). Cuando esté bien integrado añadimos los huevos y seguimos mezclando hasta obtener una consistencia espumosa. En ese momento tamizamos los solidos (harina, maizena, levadura, canela) y los vamos incorporando de a poco a la preparación anterios sin dejar de remover suavemente, con movimiento envolventes (con una cuchara de palo o una espátula de silicona). Finalmente, añadimos la manzana y las nueces, moviéndolas para que queden bien repartidas por toda la masa.

Ahora es cuando estrenamos nuestros nuevos, hermosos, moldes de silicona,(que llevaban dos meses esperando su primera vez, pobres), los cuales no necesitamos enmantecar. Y si usais moldes comunes, los engrasais antes de verter la mezcla en ellas. Debemos llenar aproximadamente unos 3/4 del recipiente para que no se desborden en el horno, que tendremos a 180°. Estarán en unos 15-20 minutos, o quizás menos, depende del tamaño y del horno, así que fijaros si ya han  crecido y están doraditas (pero no mucho, ya que debe quedar jugoso), antes de hacer la prueba definitiva (ya sabeis, la del palito o cuhillo, si sale limpio, están en su punto).

Mientras se hornean, podemos aprovechar para preparar la buttercream, que es tan simple como batir todos los ingredientes (que habremos dejado previamente a temperatura ambiente) hasta obtener una crema homogénea, añadiendo un poco más de azúcar glass si queda demasiado blando. La reservaremos en la nevera hasta el momento de usarla.

Cuando hayamos acabado con todos los cupcakes, viene un paso muy importante;: dejarlos enfriar. Es para que no os pase como a mí, que, por apurada, la última hornada la empecé a decorar mientras todavía estaba tibia y el frosting se me derretía encima, como podeis ver en las fotos, ya que no hubo forma de disimularlo de todo. Y una vez fríos si, con ayuda de una manga pastelera y vuestra imaginación, los empezais a decorar.

Otra opción, a la que recurrí por causa de fuerza mayor, al acabárseme el queso crema, es decorarlas con dulce de leche, que en opinión de algunos, queda todavía más rico. Sea como sea, espero que lo disfruteis y paseis una feliz noche de reyes.

Aquel solitario cupcake de dulce de leche...

Aquel solitario cupcake de dulce de leche…


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 Comentarios en “MIS PRIMEROS CUPCAKES: DE MANZANA Y NUECES