Lentejas para todos, ¡elige las tuyas! 2


Con lo qué me gustan las lentejas, no sé como he podida dejar pasar tanto tiempo sin subir alguna receta de esta maravillosa legumbre. ¡Y no será porque no las haga!

Es curioso, que de pequeña me resultaban poco y nada apetecibles cuando llegaba a casa y veía ese potaje marrón en el plato…hasta que les daba el primer bocado y acababa repitiendo plato. He llegado a pensar que los niños estamos programados para sentir ese rechazo inicial hacia las lentejas, pero me faltan datos. ¿ A vosotros os gustaban?

Ahora me resultan atractivas todo el tiempo y preparadas de muchas formas distintas. Aunque como más a menudo las cocino es guisadas de dos o tres maneras distintas según los ingredientes disponibles. Es perfecto para entrar en calor en invierno con un plato de cuchara sano y relativamente ligero.

La primera vez que le dije a mi querido carnívoro que iba a hacer lentejas, sus ojos hicieron chiribitas al imaginarme cocinando un guiso a “la argentina”, con más carne que legumbres. ¡Menuda decepción la suya cuando no encontró ni rastro de panceta, ni siquiera un mísero pedacito de chorizo, en su guiso! Aunque no le disgustaron decía que echaba de menos el toque de la carne, así que acabamos por llegar a un acuerdo y, como es un plato que siempre cocino en cantidad para que dure varios días (además, cada día que pasa están más ricas), le cambio un par de ingrdientes y hago una pequeña olla al gusto de cada uno.

Hoy os voy a contar dos (en realidad, tres) de las maneras en que preparo las lentejas. La opción vegetariana y la carnívora. Pero me quedo debiéndoos las hamburguesas de esta legumbre y el curry de lentejas y arroz, que también me encantan.

Guiso de lentejas vegetariano

Guiso de lentejas vegetariano

INGREDIENTES:

Los comunes:
  • 300 g de lentejas
  • Arroz (un par de puñados, no es una ciencia exacta y depende del gusto)
  • 1 ó 2 puerros
  • 1 pimiento (ají) mnorrón
  • Calabacín (zucchini), uno mediano
  • Ajo al gusto
  • Tomate natural, uno o dos bien maduros, y triturado (unos 400g)
  • Laurel
  • Pimentón
  • Sal
  • Aceite de oliva, dos cucharadas
Específicos del guiso vegetariano:
  • Calabaza (zapallo)
  • Maíz (choclo)
Específicas del guiso carnívoro:
  • Zanahoria, dos o tres
  • Chorizo colorado, al gusto. Yo le pongo uno solo.
  • Opcional: panceta

PREPARACIÓN:

Empiezo por explicar el carnívoro que es facilísimo. Simplemente ponemos las lentejas en agua con sal mientras troceamos todos los demás ingredientes. Una vez hecho los añadimos junto con el arroz, el laurel, el pimentón, el aceite de oliva, más agua y/o sal si es necesario y dejamos hervir a fuego medio durante una horita aproximadamente. ¡Listo!

Si dejais las lentejas en remojo la noche anterior, con media hora de cocción es más que suficiente, pero os quedara un guiso como más sueltito, con la lenteja más entera y los sabores más diferenciados. Eso a vuestro criterio.

Ahora vamos con el vegetariano, que sigue siendo simple, pero tiene algún pasito extra. Para empezar hervimos las lentejas en abundante agua salada, con laurel y ajo también abundante. Mientras, sofreímos con un poquito de aceite de oliva y sal otro diente de ajo, con los puerros y el morrón. Cuando estén pochaditos, añadimos el arroz, el maíz y el pimentón. En cuanto al maíz, lo ideal es hervir un par de mazorcar y desgranarlas, pero como en el mundo real la mayoría no tenemos tiempo para eso, se puede usar maíz de lata que funciona bastante bien. Damos un par de vueltas y añadimos las lentejas con el agua y todo, el tomate en cubitos y el tomate triturado. Dejamo que siga hirviendo a fuego medio mientras pelamos un buen pedazo de calabaza (yo usé algo menos de un cuarto de una calabaza bien grande) y la troceamos. La añadimos y, por último, cubeteamos el calabacín (con piel) y dejamos que nuestro potaje se cocine por otros 20 minutitos.

Ah, casi me olvido de contaros porque digo que en realidad son tres recetas. Sencillamente porque a la opción vegetariana, con el maíz y la calabaza se le puede añadir el chorizo y un pedacito de panceta (en el momento en que añadimos el arroz y demás) y queda perfecto también. Suelo hacerlo diferenciado porque con tanto ingrediente acaba siendo una bomba de guiso, pero si sois de platos fuertes y contundentes, os gustará.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 Comentarios en “Lentejas para todos, ¡elige las tuyas!

  • Akane

    Es verdad, de pequeña no me hacían nada de gracia pero… en realidad me gustaban! Los garbanzos los tenía más atravesados, pero las lentejas de mi madre estaban (y están) muy ricas, aunque de primeras mi mente infantil las rechazara, qué absurdo!Ahora que como poca carne hago lentejas muy a menudo, sobre todo las variedades peladas y las rojas, más rápidas y digestivas. Tu método "común" y el "vegetariano" son muy parecidos a los míos, pero tomo nota de tus pasos para probarlos en casa :). La calabaza que no falte!A mi carnívoro particular le añado un poco de chorizo también, jajaja.Un abrazo