Pimientos rellenos de risotto de cebolla caramelizada 1


Escribo esta entrada mientras en el horno se gratinan los susodichos pimientos, tentándome con el olor y el aspecto ya desde antes de probarlos. La piscina me ha abierto el apetito y me mantengo entretenida dándoos un poco de envidia si todavía no habeis comido.

Hace un par de días compré dos pimientos morrones que me parecieron perfectos para rellenar con arroz, al estilo de una receta griega que me enseñó hace tiempo un amigo de dicho país. La receta original lleva un arroz salteado con un poco de cebolla, ajito y tomate. Desde un principio sabía que modificaría algo en el relleno, pero no sabía lo que, hasta que ayer a la noche me pusé a rebuscar en la nevera y la despensa, ambas bastante vacías. Sin embargo, enseguida me vino la inspiración y se me ocurrió probar a hacer un risotto, caramelizando previamente la cebolla, pensé que quedaría muy bien con el sabor del morrón asado y espero no haberme equivocado (os lo cuento en un rato).

Ayer a la noche preparé el relleno y asé los pimientos, con lo cual hoy ha sido llegar a casa, montarlos, ponerles el quesito y un último toque de horno. Os cuento la receta detalladamente.

INGREDIENTES:

(para dos personas)
  • 2 pimientos morrones
  • 2-3 cebollas, dependiendo del tamaño
  • 4 puñados de arroz
  • Vino blanco (un vasito)
  • 3 huevos
  • Un puñado de nueces
  • Sal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • Azúcar moreno
  • Mantequilla (unos 30-40 g)
  • Queso azul para gratinar

PREPARACIÓN:

En primer lugar, lavamos los morrones, les quitamos el rabo y las semillas, los envolvemos con papel de aluminio y los metemos en el horno a 220° para que se vayan asando. Ponemos los huevos a hervir y picamos las cebollas en brunoise.
Comenzamos caramelizando la cebolla. Para ello la pochamos con la mantequilla, la sal y el bicarbonato. Cuando comience a dorarse, pasamos una parte importante a una sartén para que termine de caramelizarse a fuego lento y añadimos el arroz al resto de la cebolla.
Damos un par de vueltas para que se empape con la grasa y cubrimos de vino blanco, bajamos el fuego y sin dejar de prestar atención, añadimos, aproximadamente, una cucharada sopera de azúcar moreno en la cebolla que habíamos separado. Cuando ya esté caramelizada de todo, apagamos el fuego y reservamos.
Volvemos al risotto, al cual iremos añadiendo agua poco a poco, revolviendo a menudo, hasta alcanzar el punto de cocción deseado. Una vez listo, añadimos los huevos cocidos picados, las nueces y la cebolla caramelizada.
En este punto, quizás los pimientos ya estén. Si no, esperamos un ratito. Cuando todo esté en su punto, rellenamos cada pimiento con tanto arroz como quepa dentro. Terminamos la receta poniendo un poco de queso en la parte superior de cada uno y gratinando. Yo he elegido, como dije, un poco de queso azul y una loncha de queso en barra, por encima, pero si no os gusta el queso tan fuerte podéis omitirlo, y, voy a echar un vistazo, porque ya tengo ganas de contaros como han salido  y subir una fotillo. ¡Ahora vengo!
Recién, recién salidos del horno. Los pimientos que yo elegí, eran bajitos y con el fondo plano, por eso he podido rellenarlo enteros y colocarlos de pie. Si no los encontráis, podéis usar un morrón normal partido por la mitad y rellenarlo acostado.

Recién, recién salidos del horno. Los pimientos que yo elegí, eran bajitos y con el fondo plano, por eso he podido rellenarlo enteros y colocarlos de pie. Si no los encontráis, podéis usar un morrón normal partido por la mitad y rellenarlo acostado.

Voilá! Recién salidos del horno. Y como ya no aguanto más, os dejo con la última foto y la promesa de que no me he equivocado ¡está buenísimo!
De verdad, ¡está buenísimo!

De verdad, ¡está buenísimo!

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario en “Pimientos rellenos de risotto de cebolla caramelizada