5 ideas para picar mientras le das al pico 1


El picoteo es algo inherente al ser humano. Pocas cosas son más difíciles que resistir la tentación de robar una patata frita o una aceituna del plato de al lado, pocas cosas estropean tanto una caña a media tarde como que te la sirvan sin un pinchito, pocos son los que consiguen no ir probando un poquito de cada cosa que cocinan.
Para alegrar estas tardes veraniegas de juntadas con amigos o mantener entretenidos a tus invitados antes de sentaros a cenar y salirse un poco de las recurridas tablas de quesos y embutidos (a las cuales no les niego su encanto, eh), aquí os dejo cinco snacks de rápida elaboración, pero exquisito sabor.

Dip de zanahoria y jengibre con grisines caseros, un triunfo seguro.

Dip de zanahoria y jengibre con grisines caseros, un triunfo seguro.

Sorprendente: “Mahonesa” de zanahoria y jengibre

He de decir que hasta ahora, ha triunfado por unanimidad. Tan fácil como pelar una patata grande y dos o tres zanahorias, o más si no son tan contundentes, cubrirlos con agua y dejar hervir hasta que se evapore por completo. Añadimos unas pizcas de sal y pimienta negra, una cucharada de aceite de oliva, el zumo de medio limón, un diente de ajo  y el ingrediente que le aportará originalidad al dip: una cucharadita de jengibre, sea fresco rallado, en polvo o liofilizado. Trituramos hasta obtener una masa homogénea que podemos servir tibia o fría, acompañada de grisines (los de la fotos, hechos en casa con una receta muy sencilla que tengo que compartiros) y panecillos.

Gourmet: Hojaldre con brie y miel

Se prepara en cuestión de minutos y no decepciona ni a los paladares más refinados. Extiendes una placa de hojaldre en una bandeja y horneamos hasta que comience a dorarse. Mientras cortamos el queso brie en porciones rectangulares y picamos un puñado de nueces. Sacamos el hojaldre del horno y lo cortamos en rectángulos de unos 10 cm de alto por 5 de ancho. Colocamos un pedazo de queso y algunas nueces encima de cada uno. Terminamos con unos hilos de miel y lo introducimos en el horno apagado unos minutos, hasta que el queso comienza a fundirse.

Étnico: Guacamole

Un clásico que no falla. Hay muchas versiones, pero esta es mi preferida desde que un mejicano me la dijo. Picamos en brunoisse (en cuadraditos bien chiquitos) media cebolla morada, medio pimiento (ají) rojo, un diente de ajo y un tomate perita. Añadimos un aguacate (palta), mejor de la variedad hass y bien maduro , el zumo de medio limón, sal y cilantro. Terminan machacando todo con un tenedor, hasta deshacer el aguacate, pero no lo trituren, es mucho más rico cuando sentimos los trocitos de vegetales. Para mojar, ¡qué mejor que unos nachos!

De la tierra: Tostas de pimientos del piquillo con tetilla

Tan espectacular, como típico por estos lares. El secreto de su éxito depende de la calidad de los ingredientes: un buen pan (si es de Cea, espectacular), el mejor queso de tetilla que podamos conseguir y unos pimientos del piquillo que no se queden atrás.
Cortamos el pan en rebanadas, rociamos con un poco de aceite de oliva y horneamos. Cuando esté doradito, colocamos encima de cada tostada un pedazo de queso y un pimiento e introducimos de nuevo en el horno, ya apagado, para que el queso se derrita levemente.

Rapidísimo: Endivias con queso azul

Mezclamos a partes iguales queso de untar y queso azul. Una vez que tenemos las hojas de la endivia separadas y lavadas, colocamos una cucharadita de esta mezcla sobre cada una de ellas. Como toque final, picamos toscamente unos pistachos y los repartimos encima de las mismas.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario en “5 ideas para picar mientras le das al pico