Crema mágica de calabaza, zanahoria y guisantes 2


En cuanto empieza el fresquito, no hay semana en la que no haga una gran olla de alguna sopa, crema o puré que me solucione varias comidas o cenas rapidamente sin renunciar al sabor, la ligereza y la nutrición. Algunas bien simples como la de calabacín, la de calabaza, o la de guisantes y otras un poquito más elaboradas, pero normalmente ninguna complicada.

Crema mágica de calabaza, zanahoria y guisantes

Crema mágica de calabaza, zanahoria y guisantes

Recién confirmada la maravillosa noticia de que este año me voy a saltar lo más crudo del invierno (el verano argentino me espera), tengo quince días para abusar de las sopas y pucheros que tanto me gustan antes de retomar la época de ensaladas y platos fríos que creí haber dejado atrás. Para ir empezando, pero buscando al mismo tiempo algo ligero (operación bikini =D), esta semana he improvisado con un trío de verduras que resultan adorables por separado y, como he podido comprobar, juntas también. Sin más preámbulos, os dejo con la receta de esta Crema mágica de calabaza, zanahoria y guisantes, que de de alguna manera consigue saber a todos y a ninguno de sus ingredientes.

INGREDIENTES:

  • 3 chalotas
  • 3 zanahorias (300 g aprox.)
  • Una calabaza pequeña (500 g)
  • Un vaso de guisantes frescos o congelados
  • Un vaso de crema de leche vegetal (de soja, arroz, etc.)
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta cayena molida

PREPARACIÓN:

Pelamos y picamos las chalotas y las sofreímos en un poquito de aceite de oliva. Cuando transparenten agregamos las zanahorias ralladas, salamos y dejamos cinco minutos a fuego medio. Añadimos entonces la calabaza sin piel, en cubitos, rehogamos un par de minutos más, echamos medio vaso de agua y la dejamos cocer hasta que esté tierna.
Incorporamos entonces el vaso de guisantes y, de ser necesario, medio vaso más de agua. Dejamos hervir destapado otros 5-10 minutos, hasta que los guisantes estén hechos, pero firmes. Apagamos el fuego y trituramos con la leche evaporada. Por último corregimos de sal y añadimos el toque picante de la guindilla.

Servimos con una cucharada de queso crema, unos guisantes enteros o unos cubitos de calabaza caramelizados con los que alcanzará su máxima expresión.

Con queso crema, o mejor aún, calabaza caramelizada.

Responder a Caty Pol Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 Comentarios en “Crema mágica de calabaza, zanahoria y guisantes