Cómo hacer leche de avena y un par de batidos 19


Hace tiempo comencé un periplo que me llevó a probar cuantas leches vegetales existen en el mercado, sin terminar de satisfacerme ninguna de ellas. En este post hacía un análisis de diferentes marcas de leche de soja, de las cuales ninguna me convencía y aunque tenía todas las intenciones de abandonar poco a poco la leche de vaca, las fui dejando por el camino.

Sé que jamás renunciaré por completo a los lácteos. Amo el queso, los yogures y el café no me sabe igual con ninguna otra cosa. Sin embargo, las temporadas en las que excedo en su consumo, noto los efectos perjudiciales de los mismos en mi organismo, especialmente la piel de las manos y la cara. Y al contrario, cuando reduzco su consumo, me siento mucho mejor.

Batido de leche de avena con granola, ¡mi nuevo desayuno favorito!

Batido de leche de avena con granola, ¡mi nuevo desayuno favorito!

Estas reflexiones rondan hace tiempo por mi cabeza y tras la total decepción con las leches vegetales comerciales, un nuevo mundo se abrió ante mí en el momento en que me di cuenta de que podía elaborar facilmente diferentes bebidas vegetales en casa. Mi primer intento fue con la soja y, definitivamente, no es lo mío. Pero con el descubrimiento de la leche de almendras y la de avena, cambió mi percepción de las posibilidades veganas.

La leche de avena es de las más fáciles de hacer, súper versátil y económica, sobre todo teniendo en cuenta que si la quieres comprar hecha, su precio supera los dos euros el litro. Ahora no falta nunca en mi nevera y me he aficionado a desayunar megabatidos de leche de avena con diferentes frutas, a veces acompañadas de granola (casera también), a veces de una tostada de queso y mermelada casera o de crema de algarroba, receta que, por cierto, tengo que contaros. ( ¿Os he dicho ya que amo desayunar, que lo considero uno de los placeres de la vida? ¿A vosotros no os gusta? )

La preparo cada dos o tres días, sin ningún aroma ni endulzante, ya que si me apetece, prefiero agregarlos al momento de consumirla, teniendo en cuenta que uso le voy a dar. Solo necesitáis avena, agua y una pizca de sal.

INGREDIENTES:

  • 1/2 vaso de avena
  • 800 ml de agua
  • Sal

PREPARACIÓN:

  1. Debo confesar que no soy muy de pesar los ingredientes si no es estrictamente necesario. Aprendía a cocinar a ojo y solo comencé a tomar medidas cuando abrí el blog. Sin embargo, no me acostumbro hehe. Lo que hago es en el vaso de la batidora poner avena hasta un poco más de los 100 ml que es más o menos medio vaso (siempre me refiero a vasos de agua, de 250 ml de capacidad), más o menos 40 g de avena o dos puñaditos. Tampoco pasa nada, porque acabaréis ajustando la cantidad de avena a vuestros gustos.
  2. Esta avena la cubrimos con 600 ml de agua y la dejamos reposar por lo menos dos horas, aunque yo suelo dejarla más.
  3. Transcurrido ese tiempo trituramos lo máximo posible.
  4. A través de un colador fino, volcamos la preparación a una jarra o bote, presionando bien la avena para que suelte todo su jugo.
  5. La avena sobrante la volcamos en el vaso de la batidora, añadimos 200 ml de agua y trituramos de nuevo.
  6. Repetimos el proceso de colarla. A la leche resultante le añadimos un pizca de sal. removemos bien y conservamos en la nevera.
  7. La avena sobrante ¡no la tires! Puedes usarla para enriquecer salsas o batidos, sustituyendo a la miga de pan en muchas recetas, preparar galletas… Proximamente subiré alguna receta que haga con ella.

¿Y cómo tomamos la leche de avena? Pues tal y como tomáis la leche de vaca, fría, caliente, con cacao, con canela y azúcar… Yo, como he dicho, me aficionado a los batidos. Improviso cada mañana según lo que me apetezca y lo que tenga en la nevera. Aquí os pongo un par de opciones.

Batido morado... o al menos se veía morado en la realidad :pBatido morado... o al menos se veía morado en la realidad :p

Batido morado… o al menos se veía morado en la realidad :p

BATIDO DE MORAS Y NECTARINA:

  • 400 ml de leche de avena
  • 1 nectarina bien dulce
  • 1 puñado de moras
  • Opcional: edulcorante o miel

BATIDO DE MELÓN Y DÁTILES:

  • 400 ml de leche de avena
  • 1 melón bien jugoso
  • 4 dátiles

Las instrucciones creo que no son necesarias, ¿no? Batimos, añadimos algún endulzante o más dátiles si no está a nuestro gusto, metemos unos diez minutos al congelador para degustarlo bien frío y tomamos como más nos plazca 😀

También podemos tener las frutas congeladas, previamente troceadas, para conseguir un batido súper fresco al momento. Además, si las trituramos con menos leche obtendremos una especia de helado, como hacíamos en este post con el yogur helado.

Hay miles de combinaciones posibles jugando con frutas, especias, endulzantes, semillas, frutos secos o esencias. ¿Cuál se os ocurre a vosotros? ¿En qué momento del día os apetece un batido?

Pd. Con esta receta participo en el concurso de recetas “Tu mejor bebida” de La Cuinera


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

19 Comentarios en “Cómo hacer leche de avena y un par de batidos

  • Danza de Fogones

    Un post genial! Los lácteos son mi pasión, yo creo que es lo que más me gusta comer he tenido que dejarlos porque me sientan fatal a la piel. Ahora los consumo muy de vez en cuando, salvo el queso que aunque no lo consumo a diario si lo tomo más a menudo. Esta semana pruebo los batidos, me han encantado!

    • binhasalgada

      Es que el queso es insustituible!! Estoy descubriendo algunas opciones veganas interesantes, ya haré un post cuano termine de experimentar, pero aún así en el momento que te ponen un buen queso delante ¡a ver quién dice que no! :) Un beso!

  • Raúl

    Me encanta esta entrada, yo ando con la reducción al máximo de productos lácteos, una pena, ya que me encanta, sobre todo el queso. En mi caso no es que me siente mal, es mas bien por la manera a la que tratan a las vacas en la industria (pobretas)
    Sea como sea, me guardo tu receta, que la voy a poner en practica!! Gracias por ella!
    Un abrazo!!

    • binhasalgada

      Sí, motivos para reducir el consumo de productos de origen animal hay muchos. Intento abordarlo solo dese una perspectiva personal porque no me creo nadie paraz sermonear y respeto que cada uno elija como alimentarse. Pero si me dan coba y entro en tema da para largo… Me alegro que también estés intentando reducir su consumo :) Beso!

  • Por Las Rutas del Mundo

    Hola! Una pregunta… no te queda como una especie de crema mas que una leche? Yo empece con mi veganismo hace poco y, de todas las leches vegetales, esta es la que mas facil me resulto y mas economica. Mi pareja sigue siendo omnivoro pero me acompaña tomando leche vegetales por ejemplo,y para el, despues de la leche de soja comercial, la de avena tambien es su preferida aunque se queja de que no blanquea tanto como la de soja o la de vaca. Yo la hago con la batidora de mano y cuando cuelo siempre algo se me pasa (y escucho quejas) y, como te digo, me queda cremosa. A mi no me molesta porque yo nunca fui de tomar leche o de cortar con leche infusiones, sólo la uso para los batidos de las mañanas o alguna preparación como salsa blanca, pero quiero saber si es que queda así o algo estoy haciendo mal.
    Yo amaba el queso y creí que nunca iba a poder dejar de comerlo… que iba a hacer con las pizzas y empanadas? y con los sandwiches de miga? Y pude… de hecho, ayer hice sandwiches de miga de tofu con morrones, de tofu con aceitunas, de tofu con tomate y zanahoria rallada. Animo! Nos estamos leyendo :)

    • binhasalgada

      Hola!! Primero de nada, enhorabuena por haber completado con éxito la transformación al veganismo :) Me parece admirable y más siendo argentina que viví en carne propia lo que le cuesta a la gente asumir que no comas carne ehehe. La verdad que yo no me lo he planteado nunca seriamente, solo me he propuesto reducir las proteínas animales un poco, porque los lácteos me vuelven loca y si me dejo se convierten en mi fuente principal de proteínas. De todos modos, soy de la opinión que nada es malo en su justa medida. El mayor problema de la carne son los métodos de producción. Si tú tienes tu cerdito o tu vaquita bien cuidado y feliz y eres capaz de matarlo y comerlo, me parece genial, siempre dentro de una alimentación rica en vegetales. No como mi pareja, por ejemplo, que no sabes lo que me ha costado que empezara a acompañar la carne de alguna verdura, o que un par de días por semana sobreviva sin carne…ufff!!
      En cuanto a la leche de avena, a mi me queda cremosita también, pero como la uso para batidos sobre todo, tampoco me molesta. Lo que puedes intentar es colarla con un filtro de café, no lo he probado, pero evidentemente ahí no se colará ni un poquito de la avena triturado. Si lo haces cuéntame! La otra opción es aguarla más,triturano los copos de avena que queden con más agua un par de veces, pero entonces será peor lo que dice de que no blanquea, así que quizás no es la mejor solución 😀 Exspero que este pedazo discurso te sirva de algo ehehe. Un besiño!!

  • Mónica

    me gusta mucho el post…estoy intentando dejar la leche de vaca también y no sé si seré capaz. La de soja directamente la odio..probé varias marcas y no me sabe a nada ninguna, ahora probé la de arroz y ya no sé si peor aún… Voy intentarlo con la de avena! ya que además es muy sana, a ver que tal, pero me pasa como a ti, el café creo que como con leche con nada.
    Me gustaría saber qué utilizas para endulzar el café, ya que el azúcar es malísimo, y ya no digamos las sacarinas..Has escuchado hablar sobre la quinoa? tengo intención de probarla también, me han hablado maravillas de ella.
    Un saludo

    • binhasalgada

      Hola Mónica!!! Yo cada vez me acostumbro más y extraño menos la leche de vaca. En estos momentos creo que mi favorita es la leche de almendras, ¡una delicia! La preparo casera, porque otra de las cosas que me molesta de las leches vegetales compradas es que suelen venir endulzadas, además de llevar estabilizantes, conservantes y otros ingredientes por el estilo. Respondiendo a tu pregunta, a mí el café me gusta amargo, pero cuando quiero endulzar alguna otra cosa mis opciones son o la estevia, si no quiero sumar calorías, o miel, miel de caña, sirope de arce o ágave o azúcar moreno, sobre todo si es para cocinar. En cuanto la quinoa, hace un par de años que la he descubierto y comenzado a incorporarla poco a poco a la dieta. Me gusta mucho y es súper saludable. Creo que pronto debería escribir un post sobre ella con alguna receta, que no tengo ninguna aún. Por el momento, puedes probar a hacer cualquier guiso o salteado de verduras que te guste, acompañado de quinoa como harías con el arroz o cuscús. Es muy versátil y la roja, que probé hace poquito, es súper rica también. Solo recuerda lavarla antes para eliminar la saponina, que le da mal sabor. Ya me contarás. Un abrazo y feliz año!

  • Agni

    salam,man asheghe Dulce de leche haatsm, khaatsm brand e shokolatetoonam bebinam chon neveshte boodid ke marghoob bashe.age ” baker” bashe ke roosh neveshte german sweet chocolate. mishe rahnamayi konid