Querido amigo invisible… (AIG 2013) 3


Esta no es una entrada al uso. Es más quizás ni os interese a la mayoría, pero no importa, la próxima será un rica receta y mi método para hacer que el arroz integral quede perfecto, ya veréis. Pero hoy me disculpareis que le dedique a la entrada a mi amigo invisible. Porque este año, por primera vez desde que tengo el blog, me he enterado a tiempo y he podido apuntarme al Amigo Invisible Gastronómico, en el que cada Navidad participan diferentes blogs de temática, como podéis suponer, gastronómica.

Logo diseñado por Jessica, de Decogalletas, Cristina de Sweet Emy y Patricia de From Sweetland.

Logo diseñado por Jessica, de Decogalletas, Cristina de Sweet Emy y Patricia de From Sweetland.

Seguro que todos habéis jugado alguna vez al amigo invisible, ¿verdad? Es tan típico en los grupos de amigos, entre compañeros de clase o, en mi caso, también en la familia. Ahora que ya somos todos mayores y pasó la etapa en que Papa Noel traía los regalos para todos, resulta mucho más divertido esforzarse en hacer un solo regalo cada uno, dedicándole todo el tiempo y amor, con la ilusión de sorprender a esa persona y sin saber tampoco de quién vas a recibir tu obsequio. Por tanto, si no conocíais el AIG, os podéis hacer una idea de cómo funciona. Todas las blogueras mandamos nuestros datos a Jess, de Decogalletas, que ha tenido la amabilidad de organizarlo todo en esta edición (y debe ser un trabajazo). Ella realizó un sorteo y en estos días nos mandó a cada una los datos de la persona a la que tenemos que regalar. Aquí podéis ver toda la información y, si os habéis quedado con ganas de participar, ya sabéis que para el año tenéis que estar atentas sobre estas fechas :)

Así que esta entrada, se la dedico a mi AIG, cuya identidad, por supuesto, desconozco.

Querid@ AIG:

Estoy deseando saber quien eres y quiero de antemano, agradecerte las ganas de participar en este evento tan lindo que nos permite conocernos un poquito más. Se supone que tengo que facilitarte la tarea de regalar algo a una completa desconocida, dándote alguna pista, así que vamos a intentarlo, aunque confío en tu buen criterio y me encantan las sorpresas por lo que no diré más que un par de cositas generales.

Para empezar, si conocías mi blog o si lo has estado ojeando, ya te habrás dado cuenta de que soy basicamente vegetariana. Y digo basicamente, porque cada vez que vuelvo a Galicia a ver mi familia cae algún pescadito, pero habitualmente no consumo animales. Sí lácteos y huevos, aunque la alimentación vegana me interesa cada día más y me gusta investigar nuevas recetas, productos y fórmulas. Además me encanta probar cosa típicas de cada lugar que visito y traerme ingredientes que no consigo habitualmente para experimentar con ellos.

No podría decidir entre dulce y salado, aunque siempre he sido bastante golosa, hay días en los que mato por algo salado, todo depende. Lo que sí puedo decir es que me gusta alimentarme de manera saludable, evito los alimentos procesados y leo etiquetas compulsivamente. Pero también es verdad que en ocasiones me olvido de todo y disfruto unas patatas fritas con mi cervecita (aunque cada vez elijo más las variedades naturales fritas en aceite de oliva en lugar de las saborizadas con mil añadidos), creo que el tapeo es uno de los placeres de la vida y no opongo resistencia a un bombón, aunque sepa que cacao no es el primer ingrediente de la lista. Vamos que me adapto a la situación y pienso que todo es cuestión de equilibrio.

Y, para acabar, no me gusta el fondant, al menos ninguno que haya probado hasta ahora. La repostería creativa me encanta para verla, pero para comer me resultan demasiado empalagosas las tartas y cupcakes con tanto azúcar modelado, así que tampoco es lo que elijo a la hora de cocinar. Aunque obviamente me gusta que las cosas estén bonitas, bien presentadas (a quién no?) de una manera más sencilla, y coleccionar moldes de horno de diferentes formas para bizcochos, galletas o lo que sea. Algún día espero tener una cocina gigante con una colección infinita de moldes, platos bonitos, stands (aún no tengo ninguno) y menaje de ese que queda precioso en las fotos hehe, y libros de gastronomía (hace tiempo que tengo ganas de echar mano a Plenty o cualquier otro de Yotam Ottolenghi, pero además hay tantos de mis blogueros favoritos publicando que mi lista de deseos no para de crecer). De momento, me conformo con algo menos, siempre que no me falte mi instrumento fetiche, mi batidora, sin la cual no puedo vivir dos días.

Un gran abrazo,

deseando conocerte AIG,

Alba.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

3 Comentarios en “Querido amigo invisible… (AIG 2013)