Pionono vegano de calabacín: El Asalta blogs y Vivalafruta 23


¿Conocéis Vivelafruta.com? Yo me topé con su página web hace un par de semanas, me pareció que tenían muy buenos precios y quise probar sus servicios. Desde Vive la fruta tuvieron el detallazo de enviarme una de sus cajas como muestra, la caja básica de verduras variadas.Los productos proceden de cultivos de diferentes partes de España y son enviados directamente a tu casa. Dos días después de darles mi dirección, recibí la caja en mi casa y me quedé sorprendida,no solo de la calidad de las verduras, sino también del packaging y el buen estado en el que llegó todo. En el interior,patatas, cebollas, pimiento rojo, pimiento verde, calabacines, tomates, pepinos, lechuga romana una carta de Vive la fruta y otra informando del origen de la verdura. Todo súper fresco. Aquí tenéis su página de Facebook, donde anuncian las cajas que tienen de oferta.

Pionono de calabacín

Pionono de calabacín

Al ver los calabacines, supe cual iba a ser mi receta para El alsalta blogs de este mes. Recordé el Pionono de calabacín que había visto husmeando la cocina de Rosalía de la Rosa. Un brazo de gitano salado, relleno de crema de champiñones y gratinado del que, en principio, sólo iba a eliminar el atún del relleno y terminé veganizando completamente cuando descubrí que no había huevos en casa. Sí, ya sé que podía haber bajado a comprar, pero en realidad me motivó bastante el reto y, además, no estaba muy sobrada de tiempo si quería terminar mi asalto a tiempo. Así que me puse a curiosear un rato en busca de recetas de pionono veganas y decidí inspirarme en esta de Dimensión vegana, aunque también la modifiqué porque no tenía el substituto de huevo que usan ellos. Lo sé, estáis pensando que más me valdría haber bajado a comprar…

¿El resultado? La masa quedó buena, pero la textura era mucho más compacta  y pesada que la de un pionono. Quizás con substituto de huevo hubiera quedado mejor, tengo que seguir probando. El relleno, sin embargo, quedó perfecto, absolutamente delicioso. En lugar de leche, utilicé leche de coco para hacer la bechamel y el contraste de sabores, con el sofrito de cebolla y champiñones, me encantó. Quiero hacer de nuevo esta salsa para comerla a cucharadas.

Y si habéis leido hasta aquí, me siento obligada a confesaros que esta vez quise ser previsora. Lo intenté, de verdad. A mitad de mes ya había robado una receta. Pero mis “ideas peregrinas”, como diría mi padre, consiguieron que mi versión del bizcocho tramposo de Rossgastronómica se hiciera migas en cuanto la intenté desmoldar. Rosalía, te asaltaré de nuevo, y prometo no intentar hacer versiones raras esta vez :)

El relleno es lo mejor: crema de calabacín con leche de coco.

El relleno es lo mejor: crema de calabacín con leche de coco.

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 180 g de harina de trigo
  • 50 g de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de Raz el Hanout (o cúrcuma)
  • 2 cucharadas de yogur o kéfir de soja
  • 2 cucharadas de aceite
  • 300 ml de leche de coco
  • 1/2 cucharada de vinagre
  • 1 calabacín

Para el relleno:

  • 1 cebolla
  • 300 g de champiñones
  • 3 cucharadas de aceites
  • 3 cucharadas de harina
  • 500 ml de leche de coco
  • Sal, pimienta

PREPARACIÓN:

  1. Lo primero que hacemos es encender el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.
  2. Lavamos y laminamos el calabacín. Lo distribuimos ordenadamente en una bandeja cubierta con papel de hornear y si queremos, salamos ligeramente. Lo horneamos unos diez minutos, volteamos todas las rodajas y horneamos entre cinco y diez minutos más.
  3. Mientras se cocina el calabacín, comenzamos a preparar la masa. Antes de nada, añadimos a la leche de coco media cucharada de vinagre y lo dejamos reposar. Ponemos en un bol todos los ingredientes secos: la harina, el azúcar, una cucharadita de levadura, otra de bicarbonato, media de sal, media de Raz el Hanout. Mezclamos bien antes de empezar a añadir los líquidos. (No te olvides de mirar como van los calabacines en el horno) Primero el yogur o kéfir de soja, después el aceite y, por último, la leche con el vinagre. Batimos a máxima potencia con la batidora de varillas durante cinco minutos. Debe quedar una mezcla lisa, no demasiado espesa.
  4. Cuando sacamos los calabacines del horno, cambiamos a calor solo abajo. Vertemos la masa sobre los calabacines, intentando que quede bien repartida en toda la superficie de la bandeja. Terminamos de igualar con una espátula o con el dorso de una cuchara. Horneamos diez o doce minutos, hasta que veamos que nuestro pionono está cuajado y ligeramente dorado. Una vez que esté listo, lo cubrimos con papel film y, encima, un paño y lo dejamos reposar mientras preparamos el relleno.
  5. Para hacer la crema de champiñones, necesitamos sofreír una cebolla bien picadita en cubos en tres cucharadas de aceite y un poco de sal. Cuando esté dorada, añadimos los champiñones que habremos lavado y picado, la mitad en cubitos, la mitad en láminas. Dejamos a fuego medio unos diez minutos, removiendo de vez en cuando.
  6. Cuando estén hechos los champiñones, agregamos las tres cucharadas de harina y dejamos que se tueste durante un par de minutos. Ahora, comenzamos a añadir la leche de coco poco a poco, sin parar de remover y procurando que no queden grumos. Necesitaremos más o menos medio litro de leche para conseguir una consistencia adecuada para rellenar. Para teminar,probamos, salpimentamos y reprimimos el impulso de comernos la bechamel a cucharadas si no queremos tener que volver al paso cinco.
  7. Vamos a dar forma a nuestro pionono. Los destapamos y distribuimos la crema de champiñones,dejando un centímetro de masa libre de cada lado. Comenzamos a enrrollarlo con ayuda del papel de hornear, que iremos despegando con cuidado. Al llegar al final, lo envolvemos con el mismo papel y lo dejamos reposar unas horas o de un día para otro que estará estupendo, si lo conservamos bien tapado en la nevera. Antes de servirlo, cortamos en rodajas y, para acompañar, una ensaladita irá perfecta.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

23 Comentarios en “Pionono vegano de calabacín: El Asalta blogs y Vivalafruta