Sweet looking for me. Día 3 (Porridge de quinoa para días lluviosos… en los que mejor se piensa ) 7


Hay algo especial en el sonido de la lluvia de abril. Es como un canto tímido a la primavera, sacudido de acordes desgarradores de un invierno que no se deja ir. Me duele oírlo sufrir, sin comprender que por fuerte que se aferre, su momento, este su momento, ya pasó. Volverá Diciembre,siempre vuelve. Habrá más grandes momentos, siempre los hay.

Porridge para días de lluvia. Porridge de quinoa, manzana y pera.

Porridge para días de lluvia. Porridge de quinoa, manzana y pera.

Es precioso saborear los recuerdos, pero, Invierno, que no te engañe la nostalgia y se introduzca en tu cuerpo, que no te coma las entrañas mientras intentas volver en el tiempo, que no te agarre despistado mirando, tú creías que disimulando, por encima del hombro izquierdo. Me gustaría contarte, invierno, cuantos por ello han muerto, con el corazón aún latiendo, pero sin más vida que el recuerdo.

Pero Invierno no me entiende y llora, mientras Primavera canta bajito, intimidada por su sufrimiento.

Y yo sonrío y lloro y me despido de Invierno. Y lo despido con un Porridge, dulce y reconfortante, para el cuerpo, para el alma. Y despido a las peras y manzanas y saludo a la quinoa, que conocerá una nueva forma de expresión que le reservaba a la avena. Y saboreo, despacito, los contrastes, los crujientes, lo sedoso de mi porridge, de mi vida, de los cantos que no oiré más, no igual, y la lluvia que no volverá a golpear mi ventana, no esta lluvia.

Despidiendo a Invierno, saludando a Primavera.

Despidiendo a Invierno, saludando a Primavera.

INGREDIENTES:

  • 50 g de quinoa blanca
  • 3 dátiles
  • 1 vaso de agua
  • 3/4 de vaso de leche de avena
  • 1 manzana
  • 1 pera
  • 1 cucharada de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete crujiente
  • 3 ciruelas pasas
  • 1 higo paso
  • Leche de coco
  • Canela

PREPARACIÓN:

  1. Lavamos la quinoa para eliminar la saponina, que le da un sabor horrible, y la ponemos a cocer con el agua y los dátiles picados. Primero con el fuego al máximo y, una vez que hierva, a fuego medio, con la olla tapada siempre.
  2. Pasados quince minutos habrá absorbido casi toda el agua. Aprovechamos ese tiempo para picar la pera, la manzana (reservamos unas pocas láminas de cada una) y los frutos secos (dátiles,ciruelas, higos), que añadimos a la quinoa junto con la leche de avena. Dejamos otros diez minutos a fuego bajo.
  3. Cuando las frutas estén tiernas y el porridge haya adquirido una consistencia más bien espesa (si es demasiado para nuestro gusto, añadimos un poquito más de leche de avena), agregamos la cucharada de mantequilla de cacahuete y removemos hasta que se disuelva bien.
  4. Repartimos la mezcla en dos boles. Decoramos con las láminas de pera y manzana que hemos reservado, canela al gusto y un poco de leche de coco.
  5. Degustamos mirando la lluvia caer y escuchando “Ladies sings the blues” (pero en bajito, no se vaya Invierno a ofender).

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

7 Comentarios en “Sweet looking for me. Día 3 (Porridge de quinoa para días lluviosos… en los que mejor se piensa )