Carpaccio de remolacha con rúcula y nueces 3


El viernes tenia programada una entrada larga y estupenda con algunos consejos para comenzar a cambiar de hábitos. Sin embargo, cuando por la mañana quise darle los retoques finales,de mi magnífica entrada solo quedaba ¡una frase! ¡Una! :O

Me horroricé, grité, me contuve, la busqué, intenté entender qué podía haber pasado, rebusqué por internet soluciones para recuperar entradas perdidas en wordpress… Nada funcionó. Tras la rabia y la frustración, conseguí relajarme, pero, desde luego, no conseguí reunir los ánimos necesarios para comenzar a escribir de nuevo. Lo haré, te lo prometo, solo necesitaba un poco de reflexión y perspectiva. Ahora ya estoy mentalizada para ponerme de nuevo a ello, pero, aún así,si alguien tiene alguna explicación de lo que pudo ocurrir con mi borrador y alguna idea para recuperarlo, soy todo oídos, porque, además, era una de esas veces en que te encanta como te ha quedado algo escrito y crees que nunca más lo vas a volver a expresar también :(

Si, ya sé, “problemas del primer mundo”, “deja de lloriquear por una entrada”… Vale, vale, corto y cambio. Solo quería lanzar un último SOS desesperado :) .

Remolacha, rúcula,nueces y aceitunas para este original carpaccio

A falta de buenos consejos, hoy te traigo una receta fácil, rápida, deliciosa y sorprendente que, en cantidad suficiente, funciona perfecta como comida o cena ligera, pero también como primer plato o acompañante en un menú más contundente. ¿Has probado alguna vez la remolacha cruda? Te la recomiendo al 100%. Obviamente,no la intentes comer a mordiscos cual manzana, porque me odiarás. Pero en zumos, triturada en patés y hummus o cortada en finas láminas y marinada, como en este carpaccio, es una maravilla y una experiencia muy diferente a comerla cocida. Necesitaréis un buen pelador o, mejor, una mandolina, para que os quede lo más fina posible y un poquito de previsión para dejar que macere. Por lo demás, en cinco minutos tendréis armado un plato alegre, colorido, sabroso, nutritivo. El viernes (cuando dejé de llorar por mi desaparecida entrada), la preparé para una cena que hicimos en casa y recibió un aprobado general,así que no la avalo solo yo :).

Otra ventaja de esta receta es que es tuneable al 100%.Es decir, una vez realizado el carpaccio con la remolacha,puedes dejar volar la imaginación para rematar el plato, optando por la simpleza, como he hecho yo, o complicándolo hasta donde te apetezca. La rúcula te la recomiendo, es una combinación ganadora, pero si no te gusta, puedes optar por una base de berros, acelgas, espinacas o una mezcla de varias. Asimismo, puedes rematar esta ensalada con otros frutos secos, con brotes (quedan estupendos), olivas, tofu o algún queso si no eres vegano. Las últimas dos opciones no las recomiendo si quieres mantener el plato 100% sano y crudivegano, pero si te apetece, de vez en cuando, la permisión es mejor que la ansiedad y la obsesión, así que hazlo, disfrútalo y, cuando repitas este magnífico carpaccio, prueba con otra combinación.

Te dejo con la receta y me voy a hacer la maleta que me marcho mañana para mi tierra, Galicia :) Voy solo una semanita, pero será suficiente para curar la morriña un tiempito. Así que voy a ver que meto porque me da que este sol que aquí tengo, no va a estar por allá.

¡Un beso y feliz semana!

CARPACCIO DE REMOLACHA CON RÚCULA Y NUECES

Un colorido carpaccio de remolacha emplatado con rúcula y nueces

INGREDIENTES:

Con dos remolachas,llega para 2 platos muy abundantes o 4 entrantes. Ajusta el resto de ingredientes a tu gusto.

  • 2 remolachas medianas
  • 1 limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta
  • Rúcula
  • Nueces (un puñado)
  • Aceitunas negras (2 ó 3 por plato)
  • 1 Cucharada de vinagre de Módena.

PREPARACIÓN:

  1. Pelamos las remolachas y,con el mismo pelador o con una mandolina,cortamos láminas finas.
  2. En un bol,las cubrimos con el zumo de el limón y las dos cucharadas de aceite de oliva,removemos para que se impregnen bien y dejamos macerar, como mínimo-mínimo,media hora.
  3. Justo antes de comer, emplatamos, colocando una buena base de rúcula (o tus hojas verdes preferidas, como ya te dije arriba) y encima varias láminas de remolacha. Completamos cada plato con medio puñadito de nueces y un par de aceitunas negras picadas. Salpimentamos y añadimos unas gotitas de aceite de oliva y vinagre de Módena. ¡Listo! Más fácil imposible :) Si la haces, porfa, porfa, cuéntame que te ha parecido o, si es el caso, cómo la has tuneado. Por supuesto, si me mandas una foto, estaré encantada 😀

    Carpaccio de remolacha con rúcula, nueces y aceitunas

    Cuando habla de “en buena cantidad puede funcionar como comida o cena” me refiero a que hoy me he comido dos platos como este.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

3 Comentarios en “Carpaccio de remolacha con rúcula y nueces