Espaguetis de calabacín con salsa agridulce de zanahoria


Por si pensabas que exageraba al decir que estoy enamorada de mi espiralizador y que te preparases para comenzar a ver muchas recetas de espaguetis crudiveganos en el blog, hoy te traigo otra prueba de mi amor :D. Pero, primero, cuéntame, ¿te has hecho ya con tu espiralizador? ¿Qué opinas de mi nueva obsesión? ¿Te apetece que comparta más recetas de pasta crudivegana? ¡Espero que si!

Lo más importante para mí es que lo veas como una manera original y divertida de incorporar vegetales crudos a tu dieta, una manera diferente de comer ensaladas y no como una “frikada” exclusiva de crudiveganos. Es una opción más de cena para cualquier persona por omnívora que sea. Y al tener tantas posibilidades, es más que probable que encuentres por lo menos un par de recetas que se adapten a tus gustos. Por ejemplo, esta de hoy ya sé que no es para todos los paladares. Si no te gusta lo agridulce, mejor echa un vistazo a los espaguetis de pepino del otro día que, probablemente, serán más de tu agrado. Si, al contrario, te deleitas con los contrastes del dulce, el salado y el picante, no dejes de probar esta salsa agridulce crudivegana. Con zanahoria y albaricoque de base, un par de tomates secos aportando intensidad y contrastando con el dulzor de la miel (o sirope de ágave) y la canela, con el picante de la mostaza y la guindilla, con el salado de la salsa de soja… La amarás si te gustan los sabores complicados y especiados. ¿La vas a probar?

Espaguetis de calabacín con salsa agridulce crudivegana

Espaguetis de calabacín crudiveganos con salsa agridulce

INGREDIENTES:

  • 2 calabacines
  • Una zanahoria grande
  • 2 tomates secos rehidratados
  • 1 albaricoque
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1,5 cucharaditas colmadas de sirope de ágave/arce/miel
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de pimienta cayena molida
  • 1/2 vaso de agua aprox.
  • Pimienta negra al gusto

PREPARACIÓN:

  1. Espiralizamos los calabacines.
  2. Ponemos los restos de espiralizar el calabacín junto con todos los demás ingredientes, menos la pimienta negra, en el vaso de la batidora y trituramos. Ajustamos la cantidad de agua según la potencia de nuestra batidora y las especias según nuestro gusto.
  3. Servimos el calabacín con la salsa por encima y espolvoreamos con pimienta negra recién molida a gusto.

¡Que aproveche!

Espaguetis de calabacín con salsa agridulce

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>