¿Por qué nunca me aburro de comer ensaladas?


Cuando veo la imagen que la mayoría de la gente tiene de las ensaladas, entiendo por qué me miran con pena cuando hablo de comer una o cuando digo que las como casi todos los días. Porque, por algún motivo que escapa a mi conocimiento, se ha instaurado en el imaginario colectivo una imagen de ensalada cuya base es casi exclusivamente lechuga, sus complementos tomate y cebolla, y su aliño aceite-vinagre-sal. Si hay suerte, quizás incluya unos espárragos, unas aceitunas o un poco de atún. Pero eso no es más que UNA ensalada.

Revisemos la definición de ensalada. Según la RAE es una “hortaliza o conjunto de hortalizas cortadas en trozos y aderezadas con sal, aceite, vinagre y otras cosas”. Pero también he encontrado esta definición que me parece un poco más precisa: “plato que se prepara mezclando distintos alimentos, crudos o cocidos, principalmente hortalizas troceadas, y se sirve frío o tibio, y aliñado o aderezado con alguna salsa”. Es decir, una ensalada es ¡un mundo de posibilidades! No quiero con esto infravalorar las ensaladas sencillas que, a veces, son mis preferidas. Nunca olvidaré las ensaladas de tomate solo (o con un poco de ajo o cebolla) que nos hacíamos en verano en mi pueblo con los tomates de la huerta. Y, últimamente, me estoy aficionando a la ensalada de rabanitos aderezada con un toque de sal y limón. Pero una cosa es sencillez y otra monotonía y de eso es de lo que te quiero lejos. ¡No quiero oír más que comer ensaladas es aburrido! ¿Y qué voy a hacer para impedirlo? Te voy a contar cómo hacer una buena y variada ensalada y te voy a dar unas cuantas ideas para que tengas por dónde empezar. ¿Listo? Vamos allá.

¿Cómo hacer una buena ensalada?

¿Cómo hacer una ensalada?

  1. Elige una base de hojas verdes variadas y diferentes cada día. Hay todo un mundo más allá de la lechuga (de la cual, a su vez, hay mil variantes deliciosas): canónigos, rúcula, espinacas, hojas de remolacha, col, kale, lombarda (no es verde, pero me vale), berros, radicheta, acelgas, bock choi, apio, escarola, grelos, hojas de mostaza, de rábanos, de zanahoria, endivias, etc.
  2. Agrega más verduras crudas de temporada: pepino, zanahoria, coliflor, brécol, champiñones, remolacha, pimiento, rabanitos, tomate, hinojo, calabacín, calabaza, germinados… Juega con las texturas y te sorprenderá como cambian los sabores, prueba a rallarlas, a laminarlas, a espiralizarlas, a cortarlas en tiras con el pelador, a marinarlas con diferentes especias. Prueba los champiñones marinados en soja o tamari, con ajo, orégano y mostaza o el carpaccio de remolacha o el calabacín marinado en vinagre, aceite y ajo (¡te recordará a los boquerones en vinagre!).
  3. O agrega verduras al vapor o salteadas para hacer una ensalada templada: coles de bruselas, espárragos, habas, guisantes, calabaza (salteada con un chorrito de aceite y una cucharada de sirope de ágave es impresionante), berenjenas… Seguro que esto hará tus ensaladas mucho más apetecibles en los días fríos.
  4. Anímate con alguna fruta si te apetece darle un toque agridulce: manzana, mango, pera, fresas, melocotón, melón, sandía… vete probando diferentes combinaciones de frutas y verduras hasta encontrar tus favoritas.
  5. Enriquécela con semillas y frutos secos: nueces, alemendras, pipas (de girasol y calabaza), pistachos, anarcados… o aceitunas. Añádelos picados, enteros, crudos, tostados o en forma de queso crudivegano.
  6. Hazla más consistente con cereales o legumbres cocinados: garbanzos, arroz integral, mijo, lentejas, trigo sarraceno, quinoa, etc. Las patatas asadas o cocidas también quedan genial en las ensaladas. Pero deja que las verdura sigan siendo las protagonistas.
  7. Y ponte creativo con el aliño. No digo que una ensalada aliñada con aceite de oliva, vinagre y sal esté mala, ¡obvio que no! Pero hay muchas otras opciones: vinagreta con mostaza y miel, aliño de mandarina y tahina, vinagretas con diferentes hierbas aromáticas (albahaca, menta…) y especias, salsas hechas con frutas y verduras trituradas, pestos, aliños con frutos secos, cremas a base de aguacate o frutos secos activados….

Eso si, no se trata de mezclar todas estas cosas a lo loco. Te doy todas estas ideas para que vayas variando y probando diferentes mezclas, pero recuerda que las combinaciones sencillas pueden ser las más deliciosas. Es decir, no tienes que elegir uno o varios alimentos de cada grupo, sino que unas veces puedes hacer: hoja verde + verdura + fruta  y otra hoja verde + cereal cocinado + algunas verduras crudas o hoja verde + verdura cocinada + frutos secos. Además, si quieres asegurarte una buena digestión y absorción de nutrientes, trata de respetar las reglas de la trofología. Pero para que esto no se quede solo en teoría, ahí van algunos ejemplos:

15 ensaladas deliciosas

Diferentes ensaladas

Ensalada deliciosa de Flax&Kale.

  • Apio (hojas y tallo) con zanahoria rallada, manzana y uvas pasas aliñada con limón, sal y mostaza.
  • Espinacas y calabaza salteada con un chorrito de aceite y sirope de ágave (o miel) aliñada con vinagre de modena.
  • Col lombarda en juliana, manzana, pasas y salsa de anacardos.
  • Lechugas varias y hojas de remolacha con remolacha rallada y quinoa.
  • Tomate, pepino, pimiento rojo, garbanzos y aceitunas.
  • Rúcula, pimientos asados y nueces.
  • Hinojo laminado marinado con limón, aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Mix de hojas verdes con brécol y piñones salteados con un chorrito de aceite de oliva y ajo.
  • Mix de hojas verdes, calabacín espiralizado, cherrys, salsa de aguacate.
  • Rúcula, mango y fresas.
  • Mix de verdes, piña y sandía con vinagreta de mostaza y naranja.
  • Espinacas, champiñones, tomate y pesto.
  • Escarola, rabanitos y zanahoria con salsa de mango y tomate (triturar mango y tomate en la misma proporción).
  • Berro, rúcula y canónigos con habitas tiernas al vapor, ajo picadito y aceite de oliva.
  • Hojas verdes, brécol al vapor y champiñones marinados en salsa de soja o tamari, curry, guindilla, aceite de oliva. Usamos la marinada como aliño.

Y en el blog tienes unas cuantas recetas de ensalada más….

¿Ahora entiendes por qué nunca me aburro de comer ensalada?

¿Cuáles sos tus ensaladas favoritas?

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>