7 posts para cambiar de hábitos 2


¿Recuerdas cuando allá por marzo te decía algo así como que la primavera es una buena estación para proponerse pequeños cambios de hábitos que sumados nos hagan tener mejor salud y calidad de vida? ¿Cuando te proponía que te unieras a mi reto #primaveraholística para analizar nuestros hábitos en diferentes áreas de la vida y ver que podemos hacer para mejorarlos? Pues la primavera ya está llegando a su fin y, aunque se me quedaron unos cuantos temas en el tintero que irán saliendo poco a poco en el blog, quiero hacer una recopilación de  aquellos que sí hemos tratado, por si te has perdido alguno o acabas de llegar. Además, me gustaría saber si te han sido útiles y qué te parecen este tipo de post, si has hecho algún cambio gracias a ellos o si prefieres que me dedique a tentarte con recetas saludables y deliciosas 😉

1. En el primer post de nuestra #primaveraholísitica, hablábamos de lo importante que es tener en cuenta nuestro reloj biológico y ajustar nuestros horarios a él en la medida de lo posible. Si te los has perdido y quieres saber por qué, aquí te explico lo que son los ciclos circadianos.

2. ¿Aún no conoces los beneficios del agua con limón? Descúbrelos en este post, donde también analizamos si es cierto o no que lo ideal es un desayuno súper contendunte.

3. Y si necesitas ideas de desayunos saludables, recuerda que aquí dimos unas cuantas. ¿Cuál es tu preferida? Zumos, batidos, avena, etc.

4. Conocer las leyes de la trofología no solo puede ayudarte a mejorar tus digestiones, sino también a absorber mejor los nutrientes de los alimentos, por eso no quería dejar de tratar este tema. Si te notas continuamente hinchado, quizás se deba a que estás haciendo combinaciones que no te sientan del todo bien, ¿por qué no probar a hacer comidas más simples y ver que pasa?

5. Un aspecto básico a la hora de cambiar nuestros hábitos alimenticios es tener una despensa saludablemente tentadora, ya que si no es muy probable que terminemos haciendo malas elecciones, ¿verdad?

6. Pese a todo lo dicho anteriormente, hay un concepto que no debemos olvidar nunca cuando hablamos de la alimentación ideal y es la bioindividualidad, porque no todos somos iguales y nuestra dieta tampoco ha de serlo.

7. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos del deporte, elemento básico en cualquier ecuación que termine en salud y bienestar. ¿Quieres conocer todos sus beneficios? ¿Necesitas algo de motivación para animarte a empezar? Pues no dejes pasar este post.

Y, antes de despedirme, te cuento cómo ha ido esta primavera holística para mí. Mis principales objetivos eran recuperar mi rutina deportiva y adaptar mis horarios a los ciclos circadianos, ya que tiendo a acostarme tardísimo en cuanto me descuido. El primero lo he conseguido, tras unos meses de descontrol, de ahora corro, ahora no, hoy hago pesas y mañana crossfit y luego no vuelvo al gimnasio en toda la semana, etc., me he puesto por fin las pilas y he conseguido tener una rutina más o menos estable y equilibrada. Sin embargo, el segundo he de reconocer que no lo he llevado también y todavía sigo con mis horarios extraños, cenando un día a las 21 y otro a las 23 y acostándome según me cuadre… :( Pero, ey, que nunca es tarde para cambiar, así que lo pienso seguir intentando.

Ahora, cuéntame tú :)

¡Feliz fin de semana!

Pide un deseo y ponte a trabajar por ello.

Pide un deseo y ponte a trabajar por ello.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 Comentarios en “7 posts para cambiar de hábitos

    • binhasalgada Autor

      Hola Rosa! Esa es una pregunta complicada ya que lo hay que determinar es qué es lo que te provoca esa ansiedad. Puede ser estrés o sentimientos mal gestionados, por ejemplo, aunque también puede ser falta de nutrientes, tu cuerpo reclamando algún tipo de alimento para cubrir determinada carencia, habría que indagar en profundidad y solucionar la raíz del problema. Aparte de eso, algunas técnicas que ayudan a calmar la ansiedad son los ejercicios respiratorios, el deporte (a mí es lo que mejor me funciona), salir a dar una vuelta, beber suficiente agua y, cuando no puedes resistir, elegir alimentos saludables y saciantes, por ejemplo, un zumo o batido verde, una pieza de fruta (los plátanos funcionan muy bien), un puñado de frutos secos o algún hummus o paté vegeta con crudités, según sientas más antojo de dulce o de salado. Si quieres escríbeme un e-mail a albasalgadolopez@gmail.com y me cuentas si esto te funciona o si necesitas más ayuda. Un beso!!