Te encanta el deporte, pero aún no lo sabes 1


A estas alturas, todos sabemos que practicar algún deporte con regularidad aporta una gran cantidad de beneficios a nivel físico y también psíquico. Por ejemplo, sabemos que la práctica de ejercicio:

  • Disminuye la frecuencia cardíaca en reposo y estimula el correcto funcionamiento del corazón.
  • Mejora la respuesta del sistema inmunológico ante ataques de virus o bacterias.
  • Incrementa la elasticidad, la fuerza y la resistencia. Unas u otras en mayor medida según el deporte que practiques.
  • Ayuda a canalizar el estrés.
  • Aporta claridad mental y estimula la memoria.
  • Ayuda a conseguir y mantener un peso adecuado (aunque para ello es imprescindible acompañarlo de una dieta saludable y ajustada a tus necesidades).
  • Nos aporta energía.
  • Contribuye a mantener los huesos fuertes, al buen funcionamiento del sistema cardiovascular y a una buena salud en general.
  • Y mejora la calidad del sueño.

roller-skates-381216_1280Pero, además de todos estos beneficios, que notaremos más a medio y largo plazo, tras una sola sesión de entrenamiento, que puede consistir sencillamente en caminar a buen ritmo 45 minutos, veremos como nuestro humor mejora gracias a la producción de endorfinas, las hormonas del placer. Nos sentiremos más positivos y más a gusto con nosotros mismos, así como con los demás y con la vida en general. El deporte mejora la percepción de nuestro cuerpo y nos hace quererlo más y querer tratarlo mejor. Es por ello que el ejercicio es una ayuda invalorable cuando queremos lograr metas como dejar de fumar o alimentarse más conscientemente. Además, ayuda a generar hábitos y a entrenar la constancia. Hacer deporte, en definitiva, te hace ser más feliz, disciplinado y optimista. Te hace sentir capaz de lograr cualquier cosas que te propongas y aporta enseñanzas que te serán útiles no solo para la práctica de un deporte en particular sino para la vida en general.

Y aún así, aún sabiendo todo esto, ¡cómo cuesta levantarse del sofá! Además, “es que se me da mal el deporte y me aburre. ¿Qué puedo hacer contra eso?”. Pues, amigo, tengo una buena noticia, ¡todo es empezar y probar! Ahí afuera hay miles de deportes diferentes esperando a ser descubiertos por ti. ¿Cuántos deportes has probado realmente para decir que hacer deporte te aburre y se te da mal? ¡La gimnasia del instituto no cuenta! A nadie le gustaba eso… Quizás odies correr, pero te encante bailar o caminar, el senderismo, descubrir nuevas rutas en la montaña o la ciudad, ¡pues eso también es deporte! O quizás odies los deportes de equipo (como yo, que me estresa saber que mi rendimiento afecta a todo el equipo en lugar de solo a mí), pero no te motives suficiente haciendo deporte solo. No te preocupes, hay un montón de deportes que se practican en grupo pero no en equipo; en cualquier gimnasio encontrarás varias actividades dirigidas para ir probando hasta encontrar la que te guste: bodycombat, crossfit, spinning, bodypump… ¿O quizás prefieras algo más suave como yoga o pilates? Y, ojo, que con suave me refiero a la intensidad y ritmo de la clase, porque sé de buena tinta las agujetas que uno puede tener tras alguna de esas clases.

Como ves, las opciones son muchas, así como las excusas, tú eres quien decide qué pesa más. Quiero finalizar este artículo con las palabras de alguien que sabe mucho más que yo del tema, no solo porque lleva practicando deporte desde que nació, sino porque además se dedica profesionalmente al asesoramiento o coaching deportivo y nutricional, Diego Hungría, más conocido en Facebook como Diego HM, administrador de esta página y autor de la web Está en ti

Creo que la practica de cualquier deporte está de manera innata en nosotros. Cada uno un deporte, a una intensidad y con unos objetivos, pero todos tenemos dentro una chispa que espera ser encendida para practicar deporte. Por tod@s es bien sabido los enormes beneficios que nos aporta el deporte, tanto físicos como mentales y espirituales pero esto va más allá… tenemos arraigado en nuestra cultura que el ser humano practique actividad física, de hecho estamos diseñados para caminar largas distancias, trepar, escalar, correr e incluso nadar si es necesario. Cuando una persona no ha encontrado su deporte favorito no debe de preocuparse, las cosas llegan cuando es el momento. Conozco historias de personas que llevan desde niño haciendo deporte y también personas que comenzaron a los 60-70 años y todavía siguen dando guerra. Es muy frecuente que un deporte te llame la atención, porque lo ves practicar a alguien que se le da muy bien y después lo practiques tú y al ver que los resultados no son los mismos te deprimas y abandones. No te preocupes, es la práctica lo que hace al maestro, en el deporte hay que disfrutar aprendiendo. Yo recomiendo que empieces por lo más simple de ese deporte, no quieras correr 10 km el primer día, ni levantar 60 kg o nadar como un delfín, nadie nace enseñado. Tenemos la gran fortuna de que existen miles de practicas deportivas, desde las más simples (correr) a las más complejas (patinaje artístico), así que sé un buen investigador/a, ten paciencia, disfruta de TU deporte y enciende esa llama que hay dentro de ti.

¡Muchas gracias, Diego, por tus palabras! Espero que esto te motive y te animes a comenzar a probar y a descubrir que te gusta el deporte, aunque todavía no lo sepas.

¡Te deseo un muy feliz fin de semana y nos vemos el lunes!


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario en “Te encanta el deporte, pero aún no lo sabes