El mejor Chai Latte Helado


No sé tú, pero yo con este calor me paso el día bebiendo cualquier cosa que me refresque. Principalmente agua, pero también té helado, zumos con mucho hielo, batidos que parecen granizados… Hace días que no cocino nada que requiera pasar por el fuego y que relleno botellas obsesivamente para no quedarme sin agua fría. Y eso que normalmente soy de las que prefieren el agua del tiempo o natural, pero eso cuando sale del grifo a una temperatura normal.
Chai ice cubes
Una de las bebidas a las que me he aficionado es al Chai latte helado. El té chai es uno de mis favoritos y lo tomo todo el año, ya que en invierno calentito es lo mejor del mundo. En verano, sin embargo, toca dejarlo enfriar o agregarle unos hielos para poder disfrutarlo, lo cual es un poco coñazo cuando quieres tu chai latte ya. Pero desesperarse o aguarlo con hielo no son las únicas opciones, hay una manera de disfrutar un chai latte helado en el momento que tú quieras. No un chai latte, perdona, el mejor chai latte helado del mundo. ¿Cómo? Simple: haz un litro de té chai un día y congélalo en cubitos. Cada vez que te apetezca un chai latte bien frío, solo tendrás que coger un par de cubitos y agregar tu leche vegetal favorita. Quedará súper cremoso y frío, con un sabor intenso a chai.
Y si quieres un granizado de chai y tu batidora es potente, puedes triturar unos cuantos hielos con la leche para una bebida especiada helada. ¿Qué te parece? Ah, y si eres amante del café con hielo, pruébalo de esta manera también y no lo querrás de otra 😉

CHAI LATTE HELADOChai latte helado

INGREDIENTES:

  • 1 l de agua
  • 2 c de chai
  • Opcional: endulzante a gusto (yo no le pongo)
  • Tu leche vegetal favorita

PREPARACIÓN:

  1. Prepara el chai como haces habitualmente. Hierve el agua, agrega la mezcla de especias y deja infusionar a fuego lento 15-20 minutos.
  2. Apaga el fuego y deja que temple. Cuela el chai, agrega algún endulzante si lo deseas, y reparte la infusión en varias cubiteras.
  3. Congela durante varias horas y, cuando los cubitos de chai estén listos, pásalos a una bolsa zip para dejar las cubiteras listas para otros usos y preservar mejor el aroma y el sabor de los mismos.
  4. Cuando te apetezca un chai latte helado, coge 3 o 4 cubitos, ponlos en un vaso y agrega tu leche vegetal favorita (el de la foto es con leche de arroz y coco, a la que me he viciado ultimamente). No es necesario que esté fría. ¡Remueve y disfruta!

Chai latte helado

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>