Sandwich helado de mantequilla de cacahuete 2


Yo nunca fui muy de helados. Sí, me comía alguno de vez en cuando, pero no me volvía loca por ellos ni se me antojaban tan a menudo (excepto el año que viví en Argentina, donde comí todos los helados que no había comido hasta entonces, pero esa es otra historia). Hasta que conocí los helados crudiveganos. Cuando descubrí lo fácil que era hacer helados simplemente con plátano congelado, cuando comencé a experimentar con diferentes frutas, con diferentes bases y añadidos, cuando descubrí lo deliciosos que eran esos helados que no sabían a nata con azúcar y aromas artificiales y que aún encima podían ser tan saludables como un batido de fruta, mi percepción de los helados cambió por completo y comencé a incluirlos en mi dieta más a menudo que nunca.
Sanwich helado crudiveganoDesde entonces,  a la que hace un poco de calor ya estoy comiendo e ideando helados. Me encanta probar y descubrir todas las posibilidades de estos helados saludables, sin lácteos, sin azúcar y, en general, bajos en grasa. Cierto es que se pueden hacer helados crudiveganos a base de leche de coco, de aguacate o frutos secos y, ese caso, tienen un contenido importante de grasa, pero aún así, siguen siendo muy saludables. La combinación de helado más galleta siempre ha sido de mis preferidas y por eso hace tiempo que tenía ganas de hacer una versión crudivegana de un sandwich helado. La idea de hacerlo con una galleta de chocolate y un helado de mantequilla de cacahuete (vale, la mantequilla de cacahuete no es crudivegana, pero es muy sana), era casi inevitable. ¿A quién no le va a gustar algo que lleva chocolate y mantequilla de cacahuete? Pese a lo que pueda parecer, este sandwich helado es bajo en grasa. Sí, lleva mantequilla de cacahuete, pero si calculáis la cantidad que toca por porción verás que no tienes nada de que preocuparte. Incluso la galleta es baja en grasa ya que en lugar de utilizar la popular combinación de dátiles más frutos secos de las masas crudiveganas, he utilizado trigo sarraceno germinado y secado. El resultado es un sandwich helado más delicioso que ninguno que haya probado antes y que puedes comer sin pizca de culpabilidad, sabiendo que te está nutriendo y aportando energía de primera calidad. Ah, y aún encima con tan solo 5 ingredientes y muy, muy fácil de hacer. ¿Nos ponemos manos a la obra?

SANDWICH HELADO DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE

Sanwiches de helado de mantequilla de cacahuete

INGREDIENTES:

Para 6-8 helados

Para la galleta

  • 1 T trigo sarraceno (germinado y secado*)
  • 1 T  /10 dátiles medjool
  • 1 C cacao

Para el helado

* Para hacer el trigo sarraceno germinado y secado, deja una taza de dicho cereal en remojo una noche. Por la mañana, escúrrelo y déjalo germinar entre 4 y 6 horas en un colador o una bolsa de leche vegetal. A continuación, extiéndelo en una bandeja y déjalo varias horas al sol (o cerca de un radiador si es invierno), hasta que se seque y quede con una textura crujiente. Puedes hacer más cantidad y guardarlo en un bote, así lo tendrás listo para futuras recetas.

Nota: T=taza, C= cucharada sopera.Sandwich helado de banana y mantequilla de cacahuete

PREPARACIÓN:

  1. Para hacer la galleta del sandwich helado tenemos que procesar los dátiles con el trigo sarraceno y el cacao. Podéis hacerlo todo a la vez o, si queréis una textura más fina, triturar primero el trigo sarraceno hasta que se forme una harina y añadir después los dátiles y el cacao. Queda bien de ambas maneras, pero si lo haces todo de uno, te quedarán algunos trocitos de trigo más grandes que aportan un toque crocante (que a mí me gusta).
  2. Cuando se forme una masa pegajosa y manejable (si está demasiado húmeda, puedes añadir otro poco de cacao y, si está muy seca, otro dátil),la sacamos de la procesadora/robot de cocina y formamos una bola con ella. La colocamos encima de un trozo de papel de horno, la tapamos con otro y estiramos con un rodillo hasta obtener una lámina de grosor uniforme (unos 3 mm). Con ayuda del molde que vayamos a utilizar, recortamos una de las tapas del sandwich. Reamasamos los recortes y cortamos la otra tapa. Si te sobra masa puedes hacer galletitas, comértela o congelarla para usar otro día. Guarda ambas tapas en el congelador, separadas por un papel.
  3. Para hacer el helado, procesamos las bananas congeladas con mantequilla de maní hasta obtener una textura homogénea y cremosa. Quizás tengáis que agregar un par de cucharadas de agua o leche vegetal para ayudar a la batidora o robot.
  4. Forramos el molde con papel film o similar, dejando que sobresalga por los bordes. En el fondo, colocamos una de las tapas de galleta. Vertemos el helado de plátano y mantequilla de cacahuete por encima y tapamos con la otra galleta. Congelamos toda la noche.
  5. Al día siguiente, desmoldamos ayudados del papel que sobresale y cortamos en porciones del tamaño deseado. Ya podemos disfrutar de un delicioso sandwich helado crudivegano o guardarlos en un tupper hasta que nos apetezcan.

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 Comentarios en “Sandwich helado de mantequilla de cacahuete

    • binhasalgada Autor

      Hola Laura!! Sí, los anacardos son una buena base para los helados veganos en general, pero el resultado será bastante diferente que con plátanos. Para empezar, los plátanos aportan algo de sabor y dulzor, mientras que si lo haces con anacardos deberás añadir dátiles o algún endulzante e ir probando para ajustar el sabor. Por otro lado, a nivel nutricional será un helado muy alto en grasa ya que lleva la de la mantequilla de cacahuete, los frutos secos de la galleta y además el anacardo, mientras que con el plátano queda un helado mucho más ligero. De todas formas, puedes probar ambos y ver con cuál te quedas. Luego pásate por aquí a compartir los resultados y decir cual te gustó más :) Un besiño!