Tarta de mango 3


¿Te gusta el mango? ¡A mí me encanta! Lástima que por estas latitudes no se consiga muy a menudo :(. Creo que es una de mis frutas preferidas, aunque ¡me encantan todas las frutas! Menos la chirimoya…ugh! La probé solo una vez y no me gustó nada. Algún día tendré que darle otra oportunidad que a lo mejor me pasa como con el apio y le acabo encontrando la vuelta. Pero volvamos al mango, que me lio. Decía que si te gusta el mango, tienes que probar esta receta sí o sí. Porque la receta de hoy es la de una tarta de mango de esas que a mí me gustan y con las que quiero conquistar vuestros paladares mientras vosotros conquistáis la salud plena.Tarta de mango crudivegana

Esta es una tarta de mango (casi) crudivegana con muuuucha fruta, poca grasa y llena de nutrientes. Por supuesto, no lleva harina, ni azúcar, ni tiene gluten ni ningún ingrediente procesado y refinado. Al contrario, todos sus ingredientes nos aportan vitaminas, minerales y energía de primera calidad, nada de calorías vacías. El ingrediente estrella, por supuesto, es el mango, que deberás escoger bien maduro para disfrutar de todo su dulzor natural. Para darle consistencia al relleno, he utilizado un poco de agar-agar, el único elemento de la tarta que es necesario someter al calor (por eso he dicho lo de casi crudivegana).
Debe estar bien buenaLa base está hecho con trigo sarraceno, almendras y dátiles. He usado trigo sarraceno para no sobrecargar la tarta de grasa utilizando solo frutos secos. Además queda muy rico y crujiente. Pero si no tienes, puedes usar la misma cantidad de avena o utilizar más almendras. Es lo bueno de estás bases crudiveganas, casi cualquier combinación funciona y se puede ir ajustando sobre la marcha. Si te queda muy seca, añades unos dátiles más. Si, por el contrario, es demasiado pegajosa, un poco más de avena, trigo sarraceno o frutos secos lo solucionará. Así que no tengas miedo de experimentar y adaptar las recetas a los ingredientes que tengas disponibles 😉 .

TARTA DE MANGO

Debe estar bien buena

INGREDIENTES:

Base

  • 170 g trigo sarraceno
  • 50 g almendras
  • 200 g dátiles

Relleno

  • 600 g mango
  • 100 g agua
  • 5 g agar-agar

PREPARACIÓN:

  1. Comenzamos por preparar la base. Para ello, podemos procesar todo junto directamente o, si queremos una textura más fina, procesamos primero el trigo sarraceno y las almendras hasta obtener una harina y, a continuación, procesamos de nuevo con los dátiles. Tiene que quedar una bola pegajosa pero manejable.
  2. Cubrimos la base de un molde con papel de hornear y formamos una tartaleta con la masa. Para ello colocamos nuestra bola de masa en el centro y la vamos aplastando y estirando con la mano cubriendo el fondo y los laterales. Reservamos en el congelador.
  3. Dejamos el agar-agar en remojo con el agua 5 min. Si usas agar-agar en tiras (como he usa yo esta vez) hay que cortarlo en trocitos pequeñitos para que se disuelva bien. Pasado este tiempo, llevamos el agua a ebullición y hervimos hasta que se haya disuelto todo. Si usas agar-agar en polvo, será más sencillo ya que no hay que cortarlo ni remojarlo, solo disolverlo bien en el agua y hacerlo hervir. Apagamos y reservamos.
  4. Trituramos el mango hasta obtener un puré fino y uniforme. Agregamos el agar-agar y trituramos de nuevo para mezclarlo bien.
  5. Vertemos el relleno de mango en el molde y reservamos en la nevera hasta que enfríe y gelifique. Si tenemos prisa, podemos acelerar el proceso dejándola y par de horas en el congelador, pero no te pases que no queremos un helado…¿o si?
  6. Antes de servir puedes decorar con un poco de coco rallado, canela, nibs de cacao o lo que se te ocurra.A mí me gustó tanto ese color anaranjado del mango que la dejé tal cual.

Tarta de mango saludable


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

3 Comentarios en “Tarta de mango

    • binhasalgada Autor

      Hola Amanda!! No, lo uso crudo, preferiblemente activado y deshidratado y, si no, directamente crudo. Es lo bueno del trigo sarraceno, que se puede comer crudo. Aunque para hacerlo más nutritivo y digestivo te recomiendo que lo dejes en remojo una noche, luego lo germines uno o dos días, hasta que le empiece a salir el rabito y, por último, lo deshidrates al sol o el deshidratadora hasta que quede seco. Así lo puedes guardar meses y ya lo tienes listo para recetas como esta. Un besito!