Pan sin gluten de trigo sarraceno fermentado 1


Si lo de hacer tu pan casero es una idea que ya impone bastante, cuando le añadimos las palabras “sin gluten” parece una empresa avocada al desastre. O eso pensaba yo. Claro, el gluten es un elemento clave en las masas y eliminarlo supone tener unos cuantos conocimientos de química panadera: ¿qué harinas podemos usar? ¿cómo aportamos la elasticidad que normalmente esta proteína da? ¿cómo reaccionan los nuevos ingredientes con la levadura?… O eso pensaba yo. Pero eso era porque no conocía esta receta de pan sin gluten de trigo sarraceno fermentado. Sin levaduras, sin harina, sin amasar… ¿qué puede salir mal en un pan así?
Pan sin gluten de trigo sarraceno y pipas de girasolHace cosa de un mes, descubrí esta receta en el blog de Green Sandra (infinitamente recomendado, por cierto) y al instante supe que tenía que probarla. Mi sueño de hacer un pan sin gluten casero facilito, integral y saludable podía hacerse realidad. Y se hizo. Ahora casi cada semana pongo mi pan de trigo sarraceno a fermentar y voy probando diferentes versiones. ¡Gracias, Sandra! Y estoy segura de que si vosotras probáis también os vais a enganchar a este pan fermentado tan especial. ¿Por qué digo que es tan especial? En primer lugar porque es un pan hecho con ingredientes vivos. En lugar de harinas, utilizamos granos enteros, los remojamos para activarlos y los dejamos fermentar. Porque este pan tampoco lleva levaduras, es el mucílago del trigo sarraceno el que hace la magia, fermenta la masa y la convierte en un pan denso y esponjoso. Además, tampoco hay que amasar. Basta con batir el trigo sarraceno con las pipas de girasol y un poco de sal, únicos ingredientes de este pan. Y porque, a partir de esta receta, puedes hacer un montón de panes diferentes, añadiendo ingredientes a tu gusto, como semillas, pasas, frutos secos, aceitunas, especias…

¿Aún no estás convencido? Entonces solo me queda un argumento, ¡pruébalo!

PAN SIN GLUTEN DE TRIGO SARRACENO FERMENTADO

Pan sin gluten de trigo sarraceno fermentado

INGREDIENTES:

  • 2 T trigo sarraceno
  • 1/2 T pipas de girasol (peladas y crudas)
  • 1 T agua
  • 1/2 c sal

 PREPARACIÓN:

  1. Enjuaga el trigo sarraceno y déjalo en remojo con abundante agua un mínimo de cuatro horsa (yo lo dejo toda la noche).
  2. Pasado este tiempo, escúrrelo, pero no lo aclares, necesitamos que conserve esa capilla gelatinosa (el mucílago) que se ha formado en torno a las semillas.
  3. Bate el trigo sarraceno junto con el resto de ingredientes (no importa si quedan grumitos, darán una textura más interesante al pan).
  4. Ponlo en un bol de cristal tapado con un paño y déjalo fermentar 24 horas en una zona cálida. Ahora en verano fermentará sin problemas, en invierno puede necesitar algunas horas más si tu casa está muy fría. Sabrás que está listo porque la masa habrá subido y tendrá burbujitas.
  5. Calienta el horno a 220ºC. Pasa la mezcla a un molde (tipo plumcake o similar) cubierto con papel de hornear si es de metal (la masa no debe estar nunca en contacto con metal) y hornea entre 50 minutos y 1 hora. En la receta original, Sandra lo deja entre 45 y 50 minutos, pero el mío con ese tiempo queda bastante húmedo por dentro, así que lo dejo una hora. Aún así, la miga no queda completamente seca, pero a mí me gusta así porque además luego lo suelo tostar antes de comer y ya queda perfecto. En resumen, te recomiendo que lo vayas controlando a partir de los 45 minutos porque supongo que dependerá de tu horno y también del molde que utilices.

NOTAS:

  • Esta es una receeta base a partir de la cual puedes hacer todas las variaciones que se te ocurran. Hasta ahora yo he probado a hacer una versión con nueces y pasas y otra con tomates secos, aceitunas, orégano y ajo. ¡Ambas buenísimas! Si haces tu propia versión, no dudes en compartirla para que todas cojamos ideas ;).
  • El pan se conserva perfectamente tres días, después empieza a secarse, pero sigue estando bueno, sobre todo si lo tuestas. De todas formas, mi recomendación si no lo vas a comer pronto es que, una vez frío, lo cortes en rebanadas y las congeles. Así lo tendrás listo para cuando te apetezca una tostadas o un sandwich.

Pan fermentado de trigo sarraceno y pipas de girasol


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Un comentario en “Pan sin gluten de trigo sarraceno fermentado

  • angeles

    hola, solo revolver? no se me deshacen los granos…!? batidora electrica no tengo… manualmente o licuadora o procesadora… gracias! tremenda receta!!!!!!!!!!!!!!!