El chocolate no es el problema: 7 recetas con chocolate saludables y rápidas


Cuántas veces he oído decir a la gente que “su problema es el chocolate”, que pueden resistirse a todo menos al chocolate. Yo tampoco puedo resistirme al chocolate y no lo veo como un problema. De hecho raro es el día que no cae mi(s) onza(s) de chocolate con la infusión de la noche. Eso sí, siempre chocolate negro y con un mínimo de 70% de cacao (y muchas veces hasta de 90%). Porque el problema no es el chocolate. El problema normalmente es el azúcar, la palma y un sinfín de ingredientes extraños que encontramos en eso que la gente llama chocolate. Postres, galletas y chocolatinas que llevan de todo menos cacao y que, una vez que te acostumbras al verdadero sabor del chocolate, te das cuenta de que no saben a nada más que a dulce empalagoso e indefinido.

Así que deja de culpar al chocolate y empieza a disfrutarlo con moderación en su mejor y más saludable versión: lo menos procesado posible. En forma de cacao puro o de tabletas con el mayor porcentaje de cacao posible. Pero si echas de menos los postrecitos, aquí te traigo 7 recetas con chocolate rápidas y saludables con las que saciar tu antojo sabiendo que no te vas a arrepentir al terminar ¡y que saben a chocolate de verdad! Veganas, sin azúcar y con pocos ingredientes que seguro tienes habitualmente en la despensa.

7 recetas con chocolate rápidas y saludables

recetas con chocolate saludables

1. Mousse de aguacate y chocolate:

Procesa un aguacate con dos cucharadas de cacao y un par de dátiles (o tres, según te guste más o menos dulce). Añade leche vegetal poco a poco hasta conseguir la textura deseada y refrigera por lo menos un par de horas para que coja consistencia. Puedes personalizar esta receta a gusto con vainilla, especias, zumo o ralladura de naranja (en lugar de la leche) y fruta fresca u otros toppings a la hora de servir. Y no, no sabe a aguacate, ¡créeme!

2. Hummus de chocolate:

Como explico en esta receta, puedes hacerlo con garbanzos, alubias rojas, alubias blancas… y como materia grasa en vez de tahini puedes usar mantequilla de cacahuete, almendra, avellana o aceite de coco. Prueba y haz tus versiones a gusto a partir de esta receta.

Crema de cacao y alubias

3. Chocopudding de chia:

Mezcla 200 ml de leche vegetal con 1 cucharada de cacao y algún endulzante a gusto (pueden ser dátiles, sirope de ágave…). Añade 3 cucharadas de chia a la mezcla y remueve bien para que no se apelmace. Deja reposar diez minutos y mezcla de nuevo. Reserva en la nevera hasta que te lo vayas a comer (cuanto más tiempo repose, más espeso quedará). Sirve con nibs de cacao, coco rallado, bayas de goji u otros toppings.

4. Fudge de chocolate con dos ingredientes:

El fudge más sencillo y saludable del mundo se hace machando tres plátanos bien maduros y agregando media taza de cacao. Lo pasas a un molde engrasado o forrado con papel de horno y lo horneas 12 minutos a 180ºC.

5. Galletas de avena y chocolate:

No te engañes, ¡las galletas son bollería! Sí, también las de avena, las integrales y hasta las hechas en casa. A no ser que sean estas, claro. Tan sencillo como machacar un plátano bien maduro y agregar copos de avena finos (o ligeramente triturados), hasta obtener una masa espesita. Ahora tienes varias opciones: agregar una cucharada de cacao para hacerlas de chocolate, agregarles chips de chocolate negro para una especie de cookies o agregar pasas, frutos secos, coco rallado, canela o lo que te de la gana para personalizarlas. Distribuyes la masa en cucharadas, separadas unas de otras, sobre una bandeja con papel antiadherente y las horneas unos 15 minutos a 180ºC.

Fudge de chocolate alto en proteínas

6. Nicecream de chocolate:

Heladito rico sin azúcar añadido, grasas extrañas ni nada de nada que sea malo para el body. Tan fácil ocmo congelar un par de plátanos bien maduros (pelados y troceados) y después triturarlos con una cucharada de cacao, un dátil opcional si lo quieres un poco más dulce y un chorrito de leche vegetal si es necesario para ayudar a la batidora. Todo un clásico en mi casa en cuanto calienta el sol. Por supuesto, en vez de chocolate puedes hacerlo de otros sabores, combinando diferentes frutas, mantequillas de frutos secos y especias. A mí me encanta el de plátano y frutos del bosque <3.

7. Brochetas de fruta y chocolate:

Un clásico que no falla. Escoge dos o tres tipos de fruta (te recomiendo que no falten las fresas si, como ahora, estamos en época). Lávalas y corta en pedazos si es necesario y haz brochetas con ella. Funde una tableta de chocolate negro (mín. 70% cacao) y baña cada brocheta en el chocolate fundido o sírvelo en el centro de la mesa en plan fondue y que cada uno vaya bañando su brocheta a gusto.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>